• 05-02-2019

¿Tus hidrantes funcionan correctamente?

Cuando el fuego se inicia, es demasiado tarde para normalizar una falla. No esperes a que se produzca un incendio para controlar el estado de tus instalaciones.

Tu lugar de trabajo, tu vivienda, el edificio al que vas un día cualquiera a hacer un trámite. Todos los espacios tienen riesgos diferentes, pero están expuestos del mismo modo a los efectos que el fuego puede provocar.

Esos daños se traducen en la muerte de personas, en la pérdida total de la infraestructura y de la mercadería, en quedarte sin nada de un día para el otro porque un incendio en tu casa consumió todo lo que tenías.

Si decirlo suena terrible, nadie quiere imaginar lo que sería sufrirlo en carne propia.

La Resolución Nº 263/AGC/2017 indica que se debe realizar el mantenimiento de todos los hidrantes y las bocas de incendio que se posean, en forma mensual, bimestral o trimestral, dependiendo de la magnitud de cada sistema.

Pero su cumplimiento no debería llevarse a cabo solo por obligación. Es un procedimiento necesario para garantizar la seguridad de la infraestructura del edificio y de sus habitantes.

Este sistema fijo debe estar presente en edificios corporativos, de viviendas, plantas industriales o depósitos, ya que cumple un papel fundamental en la extinción eficaz de un incendio.

Estas bocas permiten acoplar las mangueras y pueden ser aéreas (en forma de poste) o enterradas (por debajo de la vereda).

Realizar el mantenimiento de este sistema es lo único que garantiza su normal funcionamiento durante un incendio.

Nuestro equipo de técnicos expertos verifica que todas las bocas de incendio (BIE) se encuentren equipadas y operativas en su totalidad.

En la primera visita se lleva a cabo un relevamiento general y en el mantenimiento preventivo se revisa de manera detallada toda la instalación:

- Se realiza la medición de presiones, la apertura y cierre de válvulas, el cambio de juntas, su lubricación y limpieza.

- Se controla el estado del tablero eléctrico, del sistema de abastecimiento de agua y de sus válvulas.

- Se ejecuta la prueba hidrostática de las mangueras y de presión de la cañería de incendio.

Luego de cada visita de mantenimiento, emitimos un informe técnico en el Libro Digital, en el que se declara el estado de cada instalación.

Este documento es el único válido para presentar frente a un control de cualquier organismo o inspección.

Evitá sanciones y accidentes. Comunicate con nosotros para garantizar la constante operatividad de tus hidrantes y bocas de incendio.


¿Tus hidrantes funcionan correctamente?


Otras noticias

Tags