• 27-11-2018

¿Tu edificio está preparado para responder frente a un incendio?

Crees que tu hogar es el lugar más seguro para tu familia, sin embargo muchas veces estamos desprotegidos en donde menos lo imaginamos.

Hace unos días, un incendio en un departamento de Recoleta dejó como saldo a una mujer intoxicada con monóxido de carbono y a todos sus vecinos envueltos en pánico.

En comparación con otros casos, esas consecuencias fueron pocas. Si el fuego se inicia y no es controlado a tiempo, causa daños materiales y humanos, muchas veces imposibles de recuperar.

Si nunca te preguntaste quién controla el normal funcionamiento de los sistemas contra incendio que tenés en tu edificio, tené en cuenta que solo una empresa experta en seguridad puede realizar ese trabajo y brindar a los vecinos el respaldo que necesitan.

"Los matafuegos no funcionaron", se suele escuchar a veces, sin tener en cuenta la gravedad de esa afirmación.

El uso de los elementos contra incendio es eventual, por lo que es fundamental realizar su mantenimiento y sus controles periódicos, para normalizar cualquier falla a tiempo.

La normativa vigente exige efectuar el mantenimiento anual de los matafuegos y sus correspondientes controles periódicos, que garantizan la operatividad de todo el puesto de incendio.

La legislación indica lo mismo con respecto a los sistemas fijos de detección y extinción de incendios. Su mantenimiento y control es obligatorio para asegurar su funcionamiento.

En MaxiSeguridad tenemos diferentes unidades de negocio, que garantizan la operatividad de todos los sistemas y te brindan la documentación necesaria para presentar ante una inspección.

Certificados por organismos nacionales e internacionales, te otorgamos la mejor protección.

Mantener la calma cuando se inicia el fuego es mucho más sencillo, si tenemos la certeza de que los elementos contra incendio que tenemos funcionan, si estamos capacitados para utilizarlos y si contamos con un plan de evacuación previamente ensayado, que nos enseñe cómo actuar en esa situación de riesgo.


¿Tu edificio está preparado para responder frente a un incendio?