• 22-02-2019

¿Cómo funcionan las bombas contra incendio?

Son el “corazón” del sistema de extinción. Su normal funcionamiento es clave para combatir el fuego.

Un día normal de trabajo transcurría en un edificio del centro. Las oficinas se distribuían en diferentes pisos y los empleados que subían o bajaban se cruzaban en el ascensor o las escaleras.

Todo sucedía normalmente, hasta que un cortocircuito en una instalación eléctrica del cuarto piso provocó un incendio inesperado.

Todos los incendios son inesperados. Es por eso que en el momento en el que ocurren tenemos que contar con los sistemas operativos para poder extinguirlos. Porque ahí no hay tiempo de ponerse a pensar, de repararlos o solucionar fallas.

Las bombas contra incendio son un elemento primordial en un sistema de extinción. Normalmente se instalan en una sala específica, aunque pueden compartirla con otros sistemas hidráulicos.

El equipo está formado por una o dos bombas principales, a las cuales se les suma otra auxiliar, denominada Jockey, cuya función es arrancar para restaurar la presión del sistema, por posibles fugas o cambios de presión, y garantizar la presurización de la instalación en los períodos que no es utilizada.

La bomba Jockey evita que la principal se ponga en marcha por una pequeña fuga. Arranca y para de manera automática.

Las bombas principales son las que van a funcionar en caso de incendio y son accionadas por un motor eléctrico o diesel. Hay diferentes configuraciones para estas, pero la más común es la de una bomba principal y otra en reserva por si falla la primera.

Una característica importante de estas bombas es que su arranque es automático y no paran de funcionar hasta que se haya extinguido el incendio. Cuando eso sucede, personal capacitado deberá detener su funcionamiento.

Para evitar que la misma se queme por un uso prolongado, deben instalarse válvulas de seguridad que garanticen un caudal mínimo de expulsión.

El edificio debe disponer de una reserva de agua, que va a ser exclusiva del sistema contra incendio y de la cual no se podrá hacer ningún otro uso. La misma deberá estar ubicada cercana al grupo de bombas, para disminuir la distancia de aspiración.

La resolución Nº 263/AGC/2017 exige realizar el mantenimiento de las instalaciones y las normas NFPA 20 y NFPA 25 establecen cómo deber ser la instalación, inspección, comprobación y manutención de sistemas hidráulicos de protección contra incendios.

Estas normativas explican las dos pruebas más comunes que se realizan en el sistema de bombas:

  • Sin condiciones de flujo: Se prueba la bomba sin agua.
  • Pruebas de flujo anual: Se verifica de manera completa la capacidad de la bomba contra incendios.

Ahora que ya sabes cómo funciona un sistema de bombas y tomaste conciencia de lo importante que es realizar su mantenimiento, chequeá si las tuyas están operativas para responder frente a un eventual incendio.


¿Cómo funcionan las bombas contra incendio?